UPTA pide al Gobierno que el 20% de los fondos del ‘Kit Digital’ lleguen realmente a los pequeños autónomos «para no ser los perdedores»

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

El presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, reclamó este viernes al Gobierno que garantice que al menos el 20% de los fondos del programa ‘Kit Digital’ lleguen realmente a los autónomos con entre cero y tres trabajadores a su cargo, para poder afrontar la «transformación» que necesitan y «no ser los perdedores».

Así lo manifestó Abad a Servimedia, quien explicó que si no se canalizan en la práctica estos fondos a los autónomos, «será imposible que puedan acometer la necesaria transformación digital que necesita el colectivo».

En este sentido, Abad expresó su «temor» de que los fondos de digitalización «queden en manos de las grandes empresas mayoritariamente» en la práctica, algo que, según avisó, «UPTA no permitirá que suceda».

«Los fondos que se van a canalizar a través de Red.es deben ser equilibrados acorde con el número de autónomos que hay en España y el peso que este colectivo tiene en el Producto Interior Bruto (PIB)», agregó Abad.

REFORMA FISCAL

Por otro lado, el presidente de UPTA volvió a pedir al Ministerio de Hacienda y Función Pública que acometa una «reforma fiscal parcial urgente» en relación con la «deducibilidad de gastos de los autónomos».

En ella, defendió introducir la deducibilidad del 100% de los gastos de digitalización del autónomo, lo que junto a los fondos del ‘Kit Digital’, haría que «realmente los autónomos pudieran avanzar en digitalización».

De hecho, advirtió de que el 40% de los autónomos en España tiene ya más de 60 años, por lo que es necesario impulsar la digitalización del colectivo y lograr así que cada vez más jóvenes decidan trabajar por cuenta propia.

«Se necesita formación y digitalización para responder a las necesidades del futuro que van marcando los consumidores», aseveró e, responsable de UPTA.

OTRAS PROPUESTAS

Más allá de la digitalización, la propuesta de reforma fiscal de UPTA recoge planteamientos como introducir la deducibilidad de los gastos de desplazamiento siempre que se trate de una tarjeta transporte colectivo nominal e intransferible, sin posibilidad de reembolso de su importe, cuando no supere 136,36 euros mensuales, con el límite de 1.500 euros anuales.

Asimismo, defiende que «cuando el trabajador autónomo desarrolle su actividad sin establecimiento y afecte su vivienda al ejercicio de su actividad, será deducible el importe de la factura de suministros correspondiente a la proporción de los metros de la vivienda afectos a la actividad, sin que en ningún caso el gasto a deducir por este concepto supere el 30% del importe total de la factura, salvo que acredite una mayor afectación».

Finalmente, reclama la modificación del porcentaje de los gastos de difícil justificación, de forma que pase hasta el 7% del rendimiento neto, con un límite de 2.500 euros.

Todo ello, según Abad, permitiría, además, que los autónomos pudieran situarse en cotizaciones más bajas, abonando así cuotas más reducidas a la Seguridad Social una vez entre en vigor el sistema de cotizaciones por ingresos reales, cuya negociación ultiman en estos días las asociaciones de autónomos, los agentes sociales y el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.