Fotocasa constata un «equilibrio» de la demanda de segunda residencia: el 54% quiere comprar y el 46% quiere alquilar

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

Fotocasa indicó este lunes que la demanda de vivienda para comprar o alquilar como segunda residencia se ha equilibrado en apenas un año, ya que el 54% quiere comprar y el 46% quiere alquilar.

«Estos porcentajes eran muy diferentes en 2022, cuando el 65% de la demanda era de compra frente al 35% que buscaba alquilar una segunda residencia», resume el análisis de la inmobiliaria, que se recoge en el estudio del perfil del demandante de segunda residencia.

«Aunque la demanda de compra de esta tipología sigue estando protagonizada por la compra, es llamativo que, en tan solo un año, el interés por alquilar una segunda residencia haya crecido tanto. Sabemos que el encarecimiento hipotecario ha apaciguado los deseos de un volumen muy importante de compradores», arrancó la directora de Estudios y portavoz de Fotocasa, María Matos.

«Pero hasta ahora no se había detectado que la movilidad laboral fuese el principal impulsor del aumento de la demanda de alquiler, ya que en ejercicios anteriores esta opción siempre había permanecido con porcentajes reducidos. La flexibilidad que ofrece esta opción habitacional, además de la escasa inversión en gastos de mantenimiento, hace que el alquiler de segundas residencias esté ganando cada vez más terreno», añadió.

En cuanto a las características de los demandantes, el análisis muestra que la composición de género entre los demandantes de segunda residencia se «reequilibra» en 2023, siendo el 53% hombres y el 47% mujeres, unos porcentajes «mucho más cercanos» que los de 2022, cuando eran de 63% y 37%, respectivamente. En cuanto a la edad media, ésta aumenta hasta los 43 años, dos más que en 2022 y tres por encima de la edad de dos años antes.

Quizás también te interese:  El 54% de los españoles siguen prefiriendo comprar en los puntos de venta físicos después de la pandemia

Por forma de convivencia, el 39% vive en pareja y con hijos, mientras que el 23% lo hace únicamente en pareja. El 15% vive solo, un porcentaje que supone cinco puntos porcentuales más que el año anterior.