Un ministro español participará en una reunión del Gobierno francés cada tres meses

BARCELONA, 19 (SERVIMEDIA | May Mariño, enviada especial)

España y Francia firmaron este jueves un nuevo tratado de amistad y cooperación en el marco de la XXVII Cumbre hispano-francesa, que elevará las relaciones entre los dos países hasta el nivel práctico de que un ministro español participará en una reunión del Consejo de Ministros galo cada tres meses, y viceversa.

Así consta en el artículo 2.4 del tratado, en el que se establece que «un miembro del Gobierno de una de las Partes será invitado al Consejo de Ministros de la otra Parte, al menos una vez cada tres meses y por rotación».

Aunque esa es la intención, fuentes gubernamentales reconocieron que el ajuste de su cumplimiento dependerá siempre de las agendas y de que se aborden temas que puedan interesar a las dos partes.

En La Moncloa destacan que, con ese intercambio de ministros y la firma del nuevo tratado en su conjunto, España y Francia suscriben una relación similar a la que mantiene el país galo con Alemania, país con el que celebra periódicamente reuniones de consejos de ministros conjuntos.

En el previo del acuerdo, España y Francia se muestran «decididos a reforzar su excepcional relación de amistad y cooperación y a darle un nuevo impulso», en un momento en el que Europa se enfrenta a una «conjunción de crisis y amenazas sin igual desde la Segunda Guerra Mundial».

Los dos Estados se muestran «convencidos de que su estrecha amistad y cooperación adquieren su pleno significado en Europa, por y para ella, y de que contribuyen fundamentalmente a la construcción de una Europa democrática, unida, soberana y próspera, que centra su acción en la solidaridad».

Este mismo espíritu lo verbalizaron en la rueda de prensa posterior a la cumbre tanto el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que ensalzó el tratado que se firma en esta «cumbre histórica» porque supone una «magnífica noticia» que «refuerza» el proyecto común de la UE, como el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quién subrayó que las «relaciones compartidas quedan fortalecidas con este acuerdo» al reforzar, a su vez, «la relación bilateral al hacerla más eficaz de lo que es hoy en día».

Dentro de esta nueva sintonía, en el acuerdo, España y Francia se comprometen a consultarse «periódicamente» sobre cuestiones de política exterior, en particular las que afecten a sus intereses nacionales, así como en caso de crisis y antes de los grandes acontecimientos internacionales. Asimismo, identificarán las acciones e iniciativas bilaterales, europeas e internacionales que puedan emprender conjuntamente.

Además de reforzar los «ya fructíferos intercambios de personal militar y sus actividades conjuntas de formación y educación en el ámbito de la seguridad y la defensa», se comprometen al «buen funcionamiento del espacio sin controles en las fronteras interiores, que representa un resultado esencial del proyecto europeo».

«Se comprometen a preservar el acervo de Schengen y la libertad de circulación y a garantizar su continuidad, profundizando su cooperación bilateral y europea a tal efecto», un pronunciamiento que contrastó en la cumbre con la decisión de Francia de mantener, pese a la petición de España, cerrados hasta 9 puestos fronterizos.

En otros de los puntos del nuevo tratado, los dos países se instan a celebrar «consultas periódicas entre sus ministros de Interior, entre sus ministros de Justicia y entre sus ministros o servicios encargados de aduanas, en caso necesario, en el marco de sus competencias respectivas» y al intercambio de buenas prácticas, encuentros entre jueces, magistrados y fiscales, y otros profesionales de la Justicia y, en su caso, grupos de trabajo temáticos, con el apoyo de magistrados de enlace franceses y españoles.

En clave cultural, el tratado recoge que «se fomentará la cooperación cultural entre los museos y ciudades de España y Francia». «La movilidad de artistas y escritores y las redes de residencias artísticas entre España y Francia se reforzarán para perpetuar la tradición de movilidad artística entre ambos países», añade.

Precisamente, Sánchez y Macron, al terminar la cumbre se desplazaron juntos al Museo Picasso de Barcelona con motivo del cincuenta aniversario del fallecimiento del artista malagueño que se cumple el 8 de abril.

(SERVIMEDIA | May Mariño, enviada especial)

19-ENE-2023 19:33 (GMT +1)

MML/clc

______________________________________

© SERVIMEDIA. Esta información es propiedad de Servimedia. Sólo puede ser difundida por los clientes de esta agencia de noticias citando a Servimedia como autor o fuente. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la distribución y la comunicación pública por terceros mediante cualquier vía o soporte.