La FAPE cree que, si los periodistas «aseguran» el derecho a la información de los ciudadanos, el periodismo tendrá «futuro»

-El presidente saliente, Nemesio Rodríguez, subraya el fortalecimiento de la organización en los últimos cuatro años

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

El presidente saliente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Nemesio Rodríguez, consideró este sábado que, si los redactores son «capaces de asegurar» el derecho a la información de la ciudadanía, el periodismo «seguirá teniendo futuro» y subrayó el «fortalecimiento» interno de la organización a lo largo de los últimos cuatro años.

Así lo defendió durante su intervención en la 81 Asamblea General de la Federación, que se celebra en el Palacio de la Magdalena de Santander, en la que expuso su último informe de gestión y agregó que dicho fortalecimiento también le ha servido para «consolidar» su proyección exterior y su «papel de máximo representante de la profesión».

Rodríguez, a quien sustituirá en la presidencia Miguel Ángel Noceda tras un cuatrienio al frente de la federación, enumeró los principales retos en los que trabaja actualmente la FAPE, como son las negociaciones con los grupos parlamentarios sobre los derechos de autor; el desarrollo legislativo del secreto profesional; la exigencia de que se levante el veto a los periodistas habilitados para dar clases de lengua y literatura; la «necesaria» alfabetización mediática y los grupos de trabajo relacionados con el Consejo estatal para combatir la desinformación, uno de los cuales preside el vicepresidente primero de la federación, Aurelio Martín.

Asimismo, precisó que la FAPE ha estado «en la primera línea de la defensa de la libertad de expresión, del libre ejercicio del periodismo, del derecho a la información, de la necesidad de que más mujeres ocupen puestos directivos en los medios y de la urgencia de que las empresas tomen medidas serias para afrontar el acoso ‘online'», que, lamentó, «afecta especialmente a las periodistas».

A lo largo de su alocución, Rodríguez advirtió de que uno de los «males» del periodismo es el contagio de la polarización política a los medios y periodistas, que, a su juicio, supone «una clara pérdida de independencia» al colocarse periodistas y medios «en trincheras desde las que se defienden intereses partidistas y se prescinde del principio de que el periodismo debe lealtad, ante todo, a los ciudadanos».

LEALTAD AL CIUDADANO

Una lealtad que, a su entender, exige garantizar el derecho de información de los ciudadanos mediante el control independiente de los poderes y la difusión de informaciones veraces, verificadas, contrastadas con fuentes fiables, contextualizadas y sujetas a las normas éticas y, en este sentido, aseveró que, si los periodistas son «capaces de asegurar con firmeza» ese derecho constitucional, «vital para la consolidación de la democracia», el periodismo «seguirá teniendo futuro».

Respecto a la precariedad laboral del sector, afirmó que, «quien paga, quiere calidad», consciente de que ese tipo de periodismo y la innovación necesaria para adaptarse a los cambios de las audiencias «necesitan periodistas bien formados y con buenas condiciones salariales y laborales». «El principal enemigo del buen periodismo es la precariedad laboral», sentenció.

Por lo que respecta al ámbito internacional, el presidente saliente de la FAPE aprovechó para para enviar un mensaje de «solidaridad y apoyo» a los periodistas españoles presentes en Ucrania, convencido de que «estar en el lugar de los hechos es vital para que se den a conocer las atrocidades que se cometen en las guerras».

En este punto, también recordó que, junto a los sindicatos, la FAPE acudió a la embajada de México para entregar una carta dirigida a su presidente, Andrés Manuel López Obrador, en la que reclamaban la adopción de medidas urgentes para atajar no solo los asesinatos de periodistas, sino también la «elevada impunidad que los rodea», que, según sus cálculos, afecta a «más del 90%» de los casos.

VISIONARIOS

Rodríguez agradeció el trabajo realizado a su equipo y concluyó su intervención con un homenaje a aquellos «compañeros visionarios» que, bajo la presidencia de José Segura, aprobaron el 19 de mayo de 1922 convocar una asamblea nacional de asociaciones para crear la FAPE, que en este fin de semana celebra su centenario en Santander.

Tras el saludo a los asambleístas por parte de la presidenta de la Asociación de Periodistas de Cantabria, Lola Gallardo, el centenario y la 81 asamblea de la FAPE fueron inaugurados por la consejera de Presidencia del Gobierno de Cantabria, Paula Fernández, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual, que también tuvieron un recuerdo para los periodistas que cubren sobre el terreno la guerra de Ucrania.

La consejera también hizo hincapié en que, en 1922, cuando se fundó la federación en Santander, «se puso la primera piedra de la valoración de esta profesión», mientras que la alcaldesa destacó que el periodismo es «una de las profesiones que más responsabilidad conlleva» y que la información «debe estar contrastada y la independencia debe mandar en todo cuanto se publique.

En el evento también participó a través de un video el secretario general de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), Anthony Bellanger, que felicitó a la FAPE por su centenario.