Especialistas en oncología lanzan un curso de formación para abordar la trombosis asociada al cáncer

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

La Sociedad Española de Enfermería Oncológica (SEEO) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) han puesto en marcha un curso de formación para abordar la trombosis asociada al cáncer para identificar las áreas de mejora en la atención de la enfermedad oncológica, la administración de tratamientos y sus posibles complicaciones.

Con motivo de la celebración el 13 de octubre del Día Mundial de la Trombosis, ambas sociedades científicas subrayaron que la trombosis asociada a cáncer es un evento frecuente que está adquiriendo una relevancia de primera magnitud en la práctica clínica en los servicios de Oncología Médica españoles, con un impacto importante en la morbimortalidad.

Por ello, SEEO y SEOM han puesto en marcha el I Curso de Formación en Trombosis asociada a cáncer, que dará comienzo el próximo 29 de enero de 2024. El plazo de preinscripción a este curso se abrirá el 20 de noviembre y se cerrará el 8 de enero.

El aumento de la incidencia de esta enfermedad se debe a factores como la mayor supervivencia de los pacientes con cáncer, mejores técnicas diagnósticas y más precisas, el aumento del uso de fármacos asociados a trombosis y la mayor concienciación de esta complicación por parte de los profesionales sanitarios.

Además, recientemente se ha mejorado de forma notable el conocimiento y el manejo de esta enfermedad a través de múltiples ensayos clínicos y proyectos de investigación, junto con la introducción de la medicina personalizada que facilitará estrategias de prevención que eviten la aparición de este tipo de eventos en los pacientes con cáncer.

FACTORES DE RIESGO

En este sentido, el coordinador de la Sección SEOM de Trombosis y Cáncer y oncólogo médico del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, el doctor Andrés Muñoz, destacó que «la identificación de los diferentes factores de riesgo implicados en el desarrollo de la trombosis asociada a cáncer es esencial para desarrollar estrategias de prevención adecuadas y garantizar un correcto diagnóstico y tratamiento».

Quizás también te interese:  Fiapas pide que las elecciones de mayo sean accesibles a las personas con sordera

Por ello, añadió, «la puesta en marcha de estas acciones es crucial para aumentar la supervivencia y prevenir complicaciones a largo plazo que puedan mermar la calidad de vida de los pacientes oncológicos».

«Una de las medidas más importantes es la concienciación tanto del personal sanitario como de la sociedad de la notable relevancia e impacto de la trombosis venosa asociada a cáncer hoy en día. Una adecuada formación puede permitir un reconocimiento temprano de síntomas y signos, y eventualmente realizar un diagnóstico precoz».

De ahí la necesidad de proyectos de educación, formación y divulgación para conseguir un óptimo manejo de los pacientes con cáncer, intentando proporcionar mayor conocimiento al personal sanitario que trabaja en los servicios de Oncología Médica.

DETECCIÓN PRECOZ

Por ello, el oncólogo médico del Hospital Universitario de Fuenlabrada, el doctor David Gutiérrez, señaló que «el precoz reconocimiento del cuadro clínico de presentación y el uso de tratamientos anticoagulantes que se utilizan en pacientes oncológicos, así como un adecuado manejo de la trombosis asociada a catéteres, nos parece de crucial importancia para el desarrollo de este curso, cuyo objetivo principal es mejorar la asistencia en pacientes que presentan esta complicación».

Del mismo modo, la enfermera del Hospital de Día y del Servicio de Colocación de Catéteres PICC del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, Recuerdo Aranda, y el enfermero del Hospital de Día de Oncología y del Servicio de Colocación de Catéteres PICC del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, Francisco Javier Ruiz, afirmaron que «la enfermera oncológica debe tener formación sobre el riesgo de aparición de eventos trombóticos para proporcionar al paciente oncológico una adecuada información y evitar o minimizar en lo posible la aparición de efectos secundarios».

Quizás también te interese:  La VI Convocatoria de Ayudas Dualiza apoyará proyectos de colaboración entre centros educativos de FP y empresas

De hecho, añadió, «el apoyo y la información que los pacientes reciben sobre el riesgo de trombosis suele ser inadecuada en comparación con la que reciben sobre los tratamientos de quimioterapia y los efectos secundarios asociados. Las intervenciones de enfermería pueden mejorar la adherencia y la satisfacción del paciente con el tratamiento recomendado».