España bajaría hasta 1,7 puntos el IPC desregulando el comercio, según el IEE

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

Un informe realizado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) concluye que España podría lograr un descenso de la inflación de hasta 1,7 puntos si redujera la regulación aplicada al sector del comercio, lo que aumentaría la renta anual de los hogares en unos 470 euros.

Dicho informe, titulado ‘La mejora de la calidad institucional del comercio en España: cuantificación de su impacto económico y social’, señala que para mejorar la calidad institucional de la regulación del comercio en España se debería agilizar y mejorar la eficiencia en los procesos administrativos de obtención de licencias y permisos. También propone reforzar el silencio administrativo positivo y sustituir la autorización previa por declaración responsable.

Además, defiende que se debe avanzar en el reconocimiento mutuo de normativas por las comunidades autónomas y armonizar los objetivos de sostenibilidad y de materia de protección de los consumidores a nivel autonómico, así como instaurar una moratoria en el nuevo impuesto relativo a los plásticos de un solo uso que ha entrado en vigor el 1 de enero.

Según el IEE, España tiene una posición «muy deficiente» en «la carga de la regulación gubernamental» situándose en la posición 114 de 141 países, siendo uno de los países desarrollados con mayores niveles de carga regulatoria, con un exceso normativo y una deficiente calidad institucional.

En la regulación aplicada al sector del comercio, denuncia que España tiene una regulación peor que la de su entorno, ocupando la posición 27 de 38 países, situándose la misma del orden de un 15% por debajo del promedio de la UE.

En este contexto, el IEE ha querido cuantificar la pérdida de bienestar que supone para la economía española la deficiente calidad institucional en la regulación del comercio, en uno de los sectores donde estos problemas son especialmente relevantes, que se ha estimado en un orden del 0,8% del PIB.

Esta reducción de costes podría suponer un aumento significativo en la inversión en el sector y un incremento del número de empleos en el sector que el IEE estima en 88.000 personas.

Por último, asegura que la mejora de la Calidad Institucional no solo mejora la renta de las familias y el desempeño del sector, sino que también ha estimado que puede suponer un aumento de la recaudación tributaria de 870 millones de euros al añ.