Competencias digitales: el reto al que se enfrentan los españoles

¿Está España tan lejos de conseguir una sociedad con competencias digitales? Pues, pese a lo que pueda parecer en pleno 2021, lo cierto es que sí.

Aunque ha habido un aumento significativo en lo que a competencias digitales se refiere obligados por la crisis sanitaria, lo cierto es que poco menos de la mitad de la sociedad no se puede decir que tenga conocimientos básicos de dichas competencias. Y no se habla en exclusiva de los mayores de 50, sino de un amplio abanico que cubre desde los 16 a los 75 años.

Cifras que, claramente, deben preocupar ya que, la tendencia, pasa por la digitalización absoluta de sectores primorciales.

Administración, organizaciones, banca, educación, trabajo y demás tramitaciones han dado durante años el salto de forma progresiva a su transición virtual en busca de facilitar los trámites, agilizar las esperas y también permitir que los interesados avanzaran con papeleos.

Sin embargo, dicho esto, algo que aproximadamente el 55% de la sociedad puede llegar a hacer, queda un 45% que se ha quedado fuera de la transición y obsoleta a muchos efectos, con las consecuencias que eso conlleva.

No solo tenemos a personas mayores que no son capaces de gestionar su banca online porque no tienen conocimientos informaticos, sino a muchos ciudadanos que ni tienen certificados digitales ni capacidad para seguir los trámites, a veces complejos, a la hora de presentar documentación en las administraciones de forma telemática o bien a la hora de reunirse de forma telemática con equipos en remoto” explican.

Y es que el Plan Nacional de Competencias Digitales que está fechado en 2025 tiene como objetivo tratar de acercar el conocimiento a esa parte de la sociedad que sigue a oscuras y que no avanza en el camino de la era digital en la que está inmerso el progreso.

No se trata solo de eso, sino de facilitar el trabajo con nuevas herramientas digitales y acercar a los más jóvenes a un mercado laboral que busca de personas formadas en el entorno digital. Es necesario apostar desde el colegio para que todo cambie. Es necesario apostar por nuevas profesiones y competencias que hagan a un estudiante competitivo en las empresas y que permitan, al resto de mayores, adaptarse a los cambios sin dejarles atrás” concluyen.