Los editores piden un Plan Integral del libro y la Lectura

La puesta en marcha de un Plan Integral de Fomento del Libro y de la Lectura es uno de los principales objetivos de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) a partir del 1 de enero de 2015. Es una de las banderas del nuevo presidente de la federación, Daniel Fernández, presidente de las editoriales Edhasa y Castalia, elegido hoy. «Se trata de la principal industria cultural de España que aporta creación y dinero al Estado y solo recibimos migajas, cuando no el desprecio del Gobierno», se lamentó Fernández.

El propósito es cambiar la tendencia y ahuyentar fantasmas de una posible bajada en los índices de lectura general, pero sobre todo crear bases sólidas para los nuevos lectores, en momentos de grandes cambios de hábitos culturales. Todo en medio, desde hace seis años, de la reconversión del negocio editorial, la jubilación de un modelo centenario y emboscado por la crisis económica. En estos seis años, las ventas del sector han caído casi un 40%.

El objetivo de Fernández (Barcelona, 1961) es que el Gobierno ponga en valor la mayor industria cultural española (representa el 0,7% del PIB) y ”conciencie a la sociedad en el respeto al libro como elemento básico de conocimiento, cultura y ocio, estrechamente vinculados con la educación”. Ha recordado, además, la necesidad de la defensa del libro de texto y la recuperación de las bibliotecas de aula y escolares también serán ejes básicos de nuestro trabajo”. Precisamente esa fue una de las principales conclusiones y quejas de pasado Congreso de la Lengua Española, celebrado en Ciudad de Panamá en 2013.

Otros de los objetivos de la FGEE es la equiparación del IVA del libro de papel (4%) al del libro digital (21%) y la defensa a ultranza de la Propiedad Intelectual «en un momento en el que, además, hay que probar empíricamente la eficacia de la reforma de la Ley que entrará en vigor en enero”.

El libro, asegura Daniel Fernández, debe volver al centro de la sociedad y del progreso. Es verdad, reconoció, que a veces la industria y los libros han respondido más al criterio comercial que cultural o educativo: «Hay que ser concientes de que esto no es solo un negocio y debe tene valores culturales».

Lo que en el fondo viene a decir, según sus palabras es: «Los españoles hemos pasado del burro al ave;  no leíamos en burro y no mucho en ave. Tenemos grandes aeorpuertos, avenidas, coches, pero si no leemos no sabemos hacia donde vamos».

En España, la industria editorial mueve anualmente más de 3.000 millones de euros, un 0,7% del PIB y da empleo, directo e indirecto, a más de 30.000 personas. Las 850 empresas editoriales agrupadas en la FGEE representan cerca del 97% de la facturación del sector y a lo largo de 2013 editaron más de 280 millones de ejemplares y 83,258 títulos, con una tirada media por título de 3.223 ejemplares.

Enlace a la noticia: http://elpais.com/cultura/2014/12/17/actualidad/1418834207_004763.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *