Hollywood vuelve a buscar la inspiración en la Biblia

DANIEL G. APARICIO

  • Películas como Noé, Exodus e Hijo de Dios inician una nueva fiebre bíblica.
  • El Hollywood del siglo XXI le ha dado un aire moderno a estas historias clásicas.
  • Entre los proyectos venideros se encuentran María, madre de Cristo, una película sobre Caín y Abel con toques vampíricos y un Pilatos encarnado por Brad Pitt.
  • LISTA: Vota por las principales películas bíblicas más recordadas.

Exodus

Ya ha quedado claro que, en el Hollywood del siglo XXI, existe una preocupante escasez de nuevas ideas. Mes tras mes, la cartelera se llena de secuelas, precuelas, reinicios y remakes de películas que, en ocasiones, no tienen ni un lustro de antigüedad. También de adaptaciones de populares videojuegos, cómics o libros.

Ha sido un libro, el más vendido de la historia, la Biblia, el que se ha convertido en una de las principales referencias cinematográficas del panorama actual. Noé ha abierto el fuego, Exodus continuará el peregrinaje a finales de año y María, madre de Cristo se prepara para contarnos una historia que muchos ya ven como la precuela espiritual de La Pasión (2004), de Mel Gibson. No son los únicos proyectos de inspiración religiosa, también llegarán Son of god, God’s not dead, Heaven is for real, Left behind

El ejemplo más reciente, estrenado poco antes de Semana Santa, ha sido el Noé de Darren Aronofsky (Cisne negro, El luchador), película inspirada en uno de los pasajes más conocidos del Antiguo Testamento que demuestra que los temas bíblicos también pueden revestirse del espectáculo y grandilocuencia de las producciones propias de los años dos mil y poco.

En el filme, Russell Crowe se convierte en un Noé superheroico, un jefe de fuerte personalidad y grandes dotes de liderazgo que debe afrontar un reto de proporciones épicas para salvar a la humanidad. El tono elevado, los efectos especiales y el argumento, en el que se han tomado ciertas licencias artísticas —entre otras cosas porque la historia que cuenta la Biblia es de apenas 2.500 palabras— ayudan a construir un relato que nada tiene que envidiar a las aventuras de superhombres que tan de moda están últimamente.

No falta ningún elemento. Hay un héroe, un villano, una gran amenaza y acción y espectáculo a raudales —en sentido literal y figurado—. La sensibilidad de Aronofsky se fusiona aquí con la grandilocuencia visual y a menudo desmedida de Michael Bay (Armaggedon, Transformers) o Roland Emmerich (Independence day, 2012), dando como resultado un impresionante Diluvio Universal en el que el reparto, encabezado por Crowe y completado por Jennifer Connelly, Emma Watson y Anthony Hopkins, se desenvuelve como pez en el agua.

El segundo gran proyecto bíblico previsto para este año está en manos de otro prestigioso cineasta, Ridley Scott. El director de películas tan memorables como Alien, Blade Runner o Gladiator se encuentra ultimando Exodus, un nuevo largometraje sobre la liberación del pueblo hebreo que verá la luz a finales de año con Christian Bale como protagonista en el papel de Moisés.

El excelente reparto, compuesto por Aaron Paul, Sigourney Weaver, Ben Kingsley, María Valverde y John Turturro, entre otros, ayudará a Bale a sustentar una historia que irremediablemente nacerá a la sombra de Los Diez Mandamientos de Charlton Heston, el clásico de 1956 con el que irremediablemente será comparada.

El filme, rodado casi íntegramente en España (en Almería y Fuerteventura), ha contado con un presupuesto de 130 millones de dólares y la participación de más de 3.000 extras, lo que permite prever una superproducción de proporciones bíblicas en todos los sentidos, con asombrosas columnas de fuego, plagas de langostas y apertura de mares en alta definición.

Algo menos ambiciosa es Son of God (Hijo de Dios), una adaptación para la gran pantalla de la miniserie estadounidense La Biblia, producción que el año pasado año acaparó gran atención mediática por cuestiones como el gran parecido del actor que interpreta a Satanás con Obama. El film, dirigido por Christopher Spencer, cuenta la vida de Jesús de Nazaret desde su nacimiento hasta su crucifixión y posterior resurrección. Fue estrenado el pasado febrero en Estados Unidos, pero aún no cuenta con fecha para España.

Las que están por venir

Entre los muchos largometrajes de corte bíblico que están por llegar, el más avanzado —ya cuenta incluso con cartel— es María, madre de Cristo, escrita por uno de los guionistas de la exitosa Pasión llevada al cine por Gibson.

La cinta contará la infancia, adolescencia y juventud de la Vigen María, hasta que Jesús cumple 12 años. Se centrará en su huida de Herodes y todo parece indicar que se la mostrará como una mujer fuerte y luchadora, más como una moderna heroína del siglo XXI que como una frágil mujer del siglo I a.C.

La joven Odeya Rush será María, Ben Kingsley interpretará a Herodes y Julia Ormond asumirá el papel de Isabel, prima de María y madre de San Juan Bautista.

Más lejos suenan otros aún por cerrar como una película de Poncio Pilato con Brad Pitt como protagonista, una nueva visión de la historia de Jesucristo de la mano de Paul Verhoeven y la sorprendente La redención de Caín, un proyecto de Will Smith que le dará un toque vampírico a la historia de los hijos de Adán y Eva.

Ya fuera de la Biblia, pero centradas en cuestiones de fe cristianas, llegarán God’s Not Dead (Dios no está muerto), sobre un estudiante universitario que debe demostrar a su profesor y sus compañeros la existencia de Dios; Heaven is for Real, basada en la historia de un niño de cuatro años que vio el cielo durante una experiencia cercana a la muerte; y Left Behind, centrada en el inicio de un Apocalipsis que pone a prueba la fe de todo el planeta.




Enlace a la noticia: http://20minutos.feedsportal.com/c/32489/f/478285/s/395dc6af/sc/42/l/0L0S20Aminutos0Bes0Cnoticia0C210A72510C0A0Chollywood0Cpeliculas0Ebiblicas0Cexodus0C/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *