Aplicando el Internet de las cosas

Las ventajas de conectar objetos cotidianos a Internet son infinitas, desde eficiencia hasta seguridad, pasando por el simple hecho de poder controlar remotamente nuestros objetos. Con un coche conectado a Internet, por ejemplo, podemos llegar a saber si en la carretera por la que circula hay un atasco, o, en caso de haber sufrido un accidente, el coche puede llamar directamente a una ambulancia.

Enlace a la fuente orginal del artículo: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624603/s/3efbd319/sc/28/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A90C30A0Ctecnologia0C14120A959740I50A90A930Bhtml/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *