Los usos del walkie talkie en pleno siglo xxi

Aunque los walkie talkies no se pueden considerar un invento reciente, sí hay que ver cómo se han ido mejorando y adaptando con los avances tecnológicos hasta ser un elemento indispensable en pleno siglo XXI.

Sectores como la construcción, la seguridad, los eventos, conciertos o incluso en supermercados han visto cómo su utilidad es clave para el buen funcionamiento.

Una breve historia de esta tecnología

Los walkie talkies se han utilizado en la construcción desde la década de 1940, pero su popularidad ha aumentado en los últimos años debido a los avances tecnológicos. 

Para comprenderlo hace falta echar un vistazo a su uso en distintos campos. Las ventajas de utilizarlos, por ejemplo, en las obras de construcción son numerosas. En primer lugar, permiten una comunicación rápida y eficiente entre los trabajadores, lo cual es esencial en un entorno acelerado. En segundo lugar, mejoran la seguridad al permitir que los trabajadores comuniquen posibles peligros o emergencias, o incluso para ir recibiendo instrucciones entre los distintos equipos de suelo, de grúas, excavaciones y vertido de hormigón. “Los operadores de grúas pueden comunicarse con los trabajadores de tierra para garantizar la colocación adecuada de los materiales, mientras que los trabajadores de excavación pueden comunicarse entre sí para evitar accidentes” explican desde Radio Shark, que han visto cómo se ha incrementado la demanda de alquiler de walkie talkies en Madrid según han ido incrementándose las obras nuevas. 

También son un clásico en la gestión de eventos desde la década de 1960, pero su uso ha aumentado con el crecimiento de eventos y conciertos a gran escala. Las ventajas de utilizar walkie talkies en eventos y conciertos incluyen una mejor comunicación entre el personal, una mejor coordinación de tareas y tiempos de respuesta más rápidos ante emergencias durante el control de multitudes. Además, la comunicación entre bastidores para garantizar los tiempos de cada evento es clave. 

Quizás también te interese:  El turismo tecnológico: un sector en auge

Pero, sobre todo, han sido un avance tremendo para el sector de la seguridad desde la década de 1970 y su uso ha aumentado con el aumento de las amenazas en los últimos años. Las operaciones con cuerpos especiales incluyen ventajas como una mejor comunicación y coordinación entre el personal de seguridad que ocupan o se movilizan de forma separada, tiempos de respuesta más rápidos a emergencias y una mejor coordinación de las tareas de seguridad. Buen ejemplo de ello son las operaciones de patrulla o control de acceso, garantizando que todas las áreas estén cubiertas y se identifiquen las posibles amenazas. El control de acceso se puede mejorar mediante el uso de walkie talkies para comunicarse entre el personal de seguridad, garantizando que solo el personal autorizado pueda ingresar.