Lares celebra la proclamación del 29 de octubre como Día Internacional de los Cuidados y el Apoyo efectuada por la ONU

MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

Lares expresó este viernes su satisfacción ante la proclamación del 29 de octubre como Día Internacional de los Cuidados y el Apoyo efectuada por la ONU.

El pasado 24 de julio, la Asamblea General de Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó de manera oficial el 29 de octubre como el Día Internacional de los Cuidados y el Apoyo, algo que Lares considera «un paso fundamental para garantizar el derecho de todas las personas, sin distinción, a recibir un cuidado digno y de calidad».

Esta declaración reconoce que las «políticas integrales de cuidados y apoyo que tienen por objeto reducir, redistribuir y valorar el trabajo del cuidado favorecen el bienestar de la sociedad y todos sus miembros y son esenciales para la inclusión en la comunidad y el aumento de la autonomía personal».

Hace especial mención a la necesidad de valorar el trabajo del cuidado y doméstico no remunerado, promoviendo «el reparto equitativo de las responsabilidades y dando prioridad a las políticas de protección y unos servicios sociales accesibles, asequibles y de calidad».

El texto también advierte sobre «la tendencia mundial acelerada al envejecimiento de la población que requerirá más trabajo del cuidado y apoyo». Por ello, destaca la necesidad de reconocer y valorar este sector y «a las personas cuidadoras como profesionales esenciales». Lares señaló que trabaja en diversos proyectos e iniciativas sociales que ponen en valor el trabajo de los profesionales del cuidado.

Además, la ONU pone en valor el trabajo de organizaciones de economía social como Lares en la «contribución a situar la necesidad de cuidados y apoyo de las personas en un lugar destacado de las políticas nacionales pertinentes».

Quizás también te interese:  El programa de Fundación Vodafone ha formado a 7.500 niños en competencias digitales desde 2019

Desde el Grupo Social Lares valoran «muy positivamente este reconocimiento, que supone un impulso para seguir trabajando con compromiso y entrega por el bien de las personas más vulnerables. Esta declaración es una oportunidad para seguir insistiendo en la necesidad de invertir en economía social y crear sistemas de cuidado que sean sólidos e inclusivos, solicitando una mejora de las condiciones laborales y un mayor reconocimiento para todos los profesionales del cuidado».