La ANC rechaza cualquier pacto con Sánchez si no hay un «reconocimiento explícito» del 1-O

– La Asamblea pide a Junts y ERC que bloqueen los acuerdos para «precipitar el fallo del Estado» y forzar una resolución del conflicto

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) rechazó este lunes cualquier pacto con partidos estatales que no pase por un «reconocimiento explícito» de los resultados del referéndum del 1 de octubre de 2017, en el marco de las negociaciones por la investidura a una semana de la Diada 2023.

La Asamblea Nacional Catalana emitió este lunes un comunicado en el que llama a los partidos independentistas con representación en el Congreso (Junts y ERC) a bloquear las negociaciones y la investidura para «precipitar el fallo del Estado y abocar a los partidos españoles a resolver el conflicto catalán si quieren gobernar». Apuntan que la situación actual de «debilitación» debe aprovecharse para activar «la Declaración de Independencia de Cataluña» «congelada desde 2017».

El comunicado llega tras una reunión celebrada el sábado en el que se trató la posición de la Asamblea con respecto a una posible amnistía y a las conversaciones que han mantenido en las últimas semanas el PSOE y los partidos nacionalistas para favorecer una investidura de Pedro Sánchez.

Desde la organización, consideran que las negociaciones con los partidos constitucionalistas «no son una opción creíble, dado que el Estado español incumple sistemáticamente cualquier compromiso». En ese sentido, el escrito subraya que las negociaciones solo son asumibles si pasan por «el reconocimiento explícito de que el referéndum de independencia del 1-O de 2017 fue el acto de soberanía que refrenda Cataluña como sujeto político en conflicto con el estado y, por tanto, y atendiendo al resultado de éste, debe comportar el respeto a lo que decida el Parlamento de Cataluña para hacer efectiva la independencia».

Quizás también te interese:  La delegación de la Generalitat catalana en Madrid se une a la Diada

En la misma línea, la ANC deja claro que cualquier negociación «que no incluya lo que el Parlament decidió para hacer efectiva la independencia rebaja los mínimos democráticos» y provoca «el blanqueo del Estado ante la Unión Europea», además llaman a una movilización de cara a la Diada el 11 de septiembre para expresar que el único acuerdo que quieren es «la independencia de Cataluña».

Por último, indica que perder de vista el desafío independista en las negociaciones «rebaja y mucho las expectativas que los partidos independentistas habían planteado» y «deja de lado el objetivo por el cual se presentaron a las elecciones españolas» reforzando así el autonomismo en Cataluña.