Fundación Madrina alerta de la importancia de la lactancia materna para reducir la pobreza infantil y la desnutrición

-Pidiendo más medidas de protección y apoyo a la alimentación materno-infantil y a la conciliación

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

Fundación Madrina alertó este martes de la importancia de la lactancia materna para reducir la pobreza infantil y la desnutrición y pidió más medidas de protección y apoyo a la alimentación materno-infantil y a la conciliación.

En una nota de prensa, la entidad propone 15 medidas de conciliación y protección de la lactancia materna que pasan por invertir el 7% del PIB en infancia y maternidad, aumentar el permiso de maternidad y lactancia a 96 semanas, crear un salario base maternal de supervivencia universal, para la crianza de los niños, permitir el acceso rápido de la mujer que amamanta al mercado laboral y crear espacios que permitan el vínculo entre la madre trabajadora y el hijo el mayor tiempo posible, mejorando la accesibilidad, movilidad, formación y acompañamiento sanitario de la lactante.

En la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2023, cuyo lema es ‘Amamantar y trabajar: ¡hagamos que sea posible!’, la Fundación Madrina pone en valor la lactancia materna, que se ha reducido drásticamente desde nuestras abuelas hasta el día de hoy.

En ello influye la falta de calidad de leche de la madre, básicamente por la alimentación maternal durante el embarazo. Sin embargo, hay otras dos razones para dejar de amamantar naturalmente: razones de estética femenina y principalmente de precipitación en la vuelta al empleo, lo que ha ocasionado que las madres abandonen la lactancia natural en favor de leches de fórmula. Los pediatras tan solo la prescriben a solicitud de la madre o bien para completar una lactancia materna insuficiente, cada vez más frecuente.

Quizás también te interese:  La Guardia Civil desarticula tres puntos de venta de droga en Zaragoza

Según la Fundación Madrina, la lactancia materna es una de las formas más eficaces de garantizar la salud y la supervivencia alimentaria de los niños. Sin embargo, hay estadísticas que aseguran que, tan solo menos de la mitad de los lactantes, se alimentan exclusivamente con leche materna.

AUMENTAR MEDIDAS DE CONCILIACIÓN

Para la Fundación Madrina, las mujeres no deberían verse obligadas a «elegir entre amamantar a sus hijos y trabajar». La entidad recomienda aumentar las medidas de conciliación, para mejorar la salud de los niños recién nacidos y también de las mujeres que amamantan, especialmente trabajadoras.

En este sentido, señala como clave la importancia del permiso de lactancia y considera muy pequeños los tiempos legales en donde la madre puede dedicarse al menor, señalando que debería aumentar la baja maternal y de lactancia a 96 semanas (de las 16 semanas actuales), con un Salario Base Maternal de supervivencia, para aquellas mujeres que deseen dedicarse a la crianza de sus hijos menores.