Almeida ve a Sánchez «desbocado» al no descartar un pacto con Puigdemont

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

El alcalde del Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acusó este miércoles al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de estar «desbocado» al no descartar una negociación con el expresidente catalán y líder de Junts, Carles Puigdemont, para mantenerse en el poder.

Así lo expresó el alcalde de Madrid en la rueda de prensa que ofreció tras visitar en el inicio del curso escolar 2023/2024 la nueva escuela infantil municipal ‘Las Golondrinas’ del distrito de San Blas-Canillejas.

Durante esta comparecencia, Almeida se refirió a que Puigdemont planteara este martes las condiciones para apoyar la investidura de Sánchez, entre las que incluyó una amnistía, un relator internacional sobre lo que se pacte y negociar un referéndum de independencia para Cataluña.

A su juicio, que Sánchez esté «dispuesto al pacto y al acuerdo» con el líder de Junts pese a sus condiciones evidencia que el jefe del Ejecutivo está «desbocado» en su intento de seguir en La Moncloa.

«AGAZAPADOS»

Añadió que Puigdemont «no va a renunciar a seguir cometiendo cualesquiera actos legales o ilegales para conseguir su propósito confeso, que es la independencia de Cataluña».

De esta manera, Almeida afirmó que el problema de esta situación no es el propio Puigdemont «porque todos sabemos qué persigue», sino que el problema es Sánchez, ya que, opina, está «desbocado» en la búsqueda de volver a ser presidente del Gobierno y por ello «está dispuesto al pacto con una persona» que no va a renunciar a la vía unilateral» de autodeterminación.

Almeida señaló que el discurso de Puigdemont en Bruselas «es absolutamente inaceptable en términos democráticos y en términos de Estado de derecho para España», pues matiza, «supone un chantaje» y «un pulso a la legalidad y un desafío a la Constitución de 1978».

Quizás también te interese:  El TSJ de Cantabria anula la autorización para construir un parque acuático en Torrelavega

Además, sostuvo que «el Estado de Derecho nunca se ha visto tan desarmado frente a un posible golpe de Estado», ya que durante la pasada legislatura Sánchez promovió la derogación en las Cortes del delito de sedición y la rebaja del de malversación. Por este motivo, afirmó que «los independentistas catalanes están agazapados y a la espera» para volver a protagonizar algo como el ‘procés’ de 2017.