Abascal aplaude que Azcón no cese a los representantes de Vox que ensalzaron el franquismo

– Asegura que es una actitud de «no admitir que sea la izquierda la que nos diga a quien tenemos que nombrar»

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

El líder de Vox, Santiago Abascal, felicitó este lunes al presidente de Aragón, Jorge Azcón, por decidir no cesar a la nueva directora general de Justicia, Esmeralda Pastor, y el nuevo director general de Caza y Pesca, Jorge Valero, ambos de Vox, por imágenes y declaraciones en las que ensalzaban el franquismo.

Así lo indicó Abascal en rueda de prensa tras la reunión del Comité de Acción Política de Vox con el que dio inicio al nuevo curso político, haciendo alusión a la decisión de Azcón después de que PSOE y Podemos le pidieran el cese de ambos dirigentes por hacer «ostentación del franquismo» y «no reunir los valores constitucionales».

Abascal ensalzó que la actitud de Azcón es de «no admitir que sea la izquierda la que nos diga a quien tenemos que nombrar, que incorpora al Gobierno a partidos y a personas que utilizan la hoz y el martillo, que es como la esvástica que representa a uno de los dos regímenes criminales más sangrientos de la historia».

Una izquierda, continuó, «que ha incorporado al Gobierno la estelada, que es una bandera completamente ilegal, inconstitucional, que pretende destruir la unidad y la concordia» y una izquierda «que también enarbola la bandera republicana, absolutamente inconstitucional» y «que legitima a un secuestrador y condenado por terrorismo como Arnaldo Otegi, como interlocutor y posible socio».

Además, también denunció que se trata de una izquierda «que se va a ver a un prófugo de la Justicia a Bruselas, rindiendo al Gobierno de España ante un auténtico criminal», haciendo alusión a la reunión que mantendrá hoy en Bruselas la líder de Sumar y ministra de Trabajo en funciones, Yolanda Díaz, y el expresidente catalán Carles Puigdemont.

Quizás también te interese:  Asesorías y Gestorías de Calidad en Marbella: Experiencia y Excelencia a su Servicio

Sobre la polémica generada en Aragón, el líder de Vox aclaró que hará «todo lo posible por derogar la Ley de Memoria Histórica, la Ley de Memoria Democrática». «Si tenemos la fortuna de influir en el Gobierno de la nación e intentaremos hacerlo también en las regiones», concluyó Abascal.