Lyoness convierte los beneficios por fidelidad en Shopping Points

En su condición de empresa internacional e intersectorial la comunidad de compra Lyoness ha pasado por un desarrollo sin precedente. Inicialmente comenzado en Europa, rápidamente se ha desarrollado a ser una de las comunidades de compra con más éxito. Hasta la fecha actual parece que ninguna otra empresa ha conseguido expandir dentro de tan poco tiempo a más de 20 países europeos además de estar presente en todos los continentes. Mediante el modelo de negocio de Lyoness se puede apreciar bien de qué manera los consumidores del siglo XXI se imaginan una comunidad de compra efectiva.

La idea que está detrás de Lyoness es muy transparente, teniendo por un lado los consumidores que pueden o bien realizar sus compras o bien hacer uso de servicios en los negocios colaboradores a condiciones favorables y precios muy competitivos y por el otro lado hay las empresas comerciales que sacan provecho del interés elevado atrayendo por lo tanto más consumidores.

No se trata de simples ventajas que cada consumidor común podrá conseguir en la mayoría de los negocios insistiendo impertinentemente en descuentos.

Los clientes afiliados a Lyoness tienen la posibilidad de comprar vales que conllevan descuentos muy interesantes en las compras regulares. Además dentro del marco de la tarjeta Cashback Card disponen de un medio que hace fácilmente comprensible el sistema de reembolso. A través de la tarjeta Cashback Card el comprador afiliado recibe automáticamente abonado en su cuenta bancaria un descuento acordado. Adicionalmente se toma en consideración la fidelidad del comprador es decir con cada compra el cliente afiliado consigue Shopping Points. El número de estos puntos Shopping Points es distinto según establecimiento, aunque los correspondientes comerciantes o prestadores de servicios colaboradores indican los puntos por cada 100 euros de compra realizada. En caso de no llegar al importe de 100 euros haciendo una compra, se consideran los puntos Shopping Points proporcionales. De esta forma algún día el comprador ha coleccionado uno o más puntos que se pueden cambiar de dos maneras: Shopping Points contra premios en especie o Shopping Points contra servicios.

En caso de preferir un premio en especie se puede acudir en la página web a la tienda «Lyoness Loyality Mall» donde el miembro puede elegir entre distintos productos.

En caso de querer cambiar los Shopping Points por servicios el miembro puede aprovecharse de servicios o mercancías previamente determinados como por ejemplo una comida especial a un precio reducido en un restaurante colaborador o el cambio de los puntos puede ser contra el cambio de aceite económico en un taller colaborador. O sea con estos puntos de fidelidad es posible conseguir beneficios adicionales en negocios colaboradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *