El protocolo señala que a los infectados no se les puede realizar una autopsia y que deben ser incinerados

Al sacerdote español Miguel Pajares, fallecido esta mañana en el Hopsital Carlos III de Madrid por el virus del ébola, no se le puede realizar una autopsia, debido a la elevada carga viral de los fluidos corporales, y que deben ser incinerados, como así lo establece el protocolo de actuación ante estos casos.

Enlace a la noticia: www.infosalus.com/asistencia/noticia-ebola-protocolo-senala-infectados-no-les-puede-realizar-autopsia-deben-ser-incinerados-20140812120714.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *