El calor derriba otra palmera

Otra palmera ha caído sobre la vía pública en Valencia. El desplome se ha producido pasadas las cinco de la tarde en la calle Barraca, esquina con la travesía de la Iglesia del Rosario, y aunque no ha provocado daños personales, sí ha aplastado el techo de uno de los vehículos aparcados al lado. Los bomberos retiran los restos en este momento. 

No es un caso aislado en una ciudad que tiene censados 22.000 ejemplares. En tres días se han caído dos palmeras, tres, con la que se ha desplomado este martes en el barrio de El Cabanyal, al parecer por un golpe de calor. 

Los sucesivos desplomes han obligado incluso a la alcaldesa Rita Barberá a tener que ofrecer una explicación pública. El lunes anunció que «se diagnosticarán y se revisarán todas». A falta de un análisis más profundo, Barberá insistió en que no ha sido el picudo rojo, que ha arrasado hasta la fecha miles de palmeras. «Las palmeras también sufren golpes de calor. No ha sido el picudo», afirmó rotunda.    

La concejal socialista Isabel Dolz achacó la caída de palmeras a la «falta de mantenimiento en general de los parques y jardines por los recortes presupuestarios». En este sentido denunció que el nuevo pliego para adjudicar el servicio de poda y mantenimiento que se aprobó el pasado viernes supone «un recorte de cuatro millones de euros».

Enlace a la noticia: http://elpais.com/ccaa/2014/07/29/valencia/1406651561_959753.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *