Comparativas: Bonos y acciones versus wealth management

¿Cuánto deben durar las inversiones para ser rentables? Cuando un inversor se plantea hacer una cartera de inversión, el corto o largo plazo dependerá mucho de la perspectiva de los dividendos y de los riesgos que sean capaces de afrontar.

Una vez decidido esto, es fácil que se haya pasado en mente por varios productos financieros que cumplan algunos de los requisitos establecidos, entre los que se encuentran los bonos estatales o privados. Es cierto que en cortos periodos, se corren muchos menos riesgos que en el largo plazo, aunque no es una ciencia exacta.

Los que pretenden asegurar su patrimonio, suelen decidirse por contratar los bonos. Aunque prácticamente todos los días cambian de valor en el mercado, el inversor podrá, una vez vencido el plazo, recuperar su capital inicial con los intereses pactados.

En este mismo sentido de cambios de valor existe también la opción de decidirse por las acciones que, aunque no tienen vencimiento, dependerán en todo caso de la bolsa y las fluctuaciones.

Ambos casos suelen encontrarse en prácticamente todas las carteras de gestión de lo que se llama wealth management, donde son los expertos y asesores los que hacen un seguimiento de los distintos productos y valores del cliente velando por la llamada “creación de riqueza”. Pero no se quedan ahí sino que buscan los planes financieros más lógicos para sacar los mejores beneficios en la diversificación de productos dando un paso más y aportando asesoramiento fiscal y legal.

Pero volviendo al principio, lo más importante es saber en qué plazos pretendemos movernos y en qué momento vamos a querer recuperar el dinero. Con esto claro es mucho más fácil optar por uno u otro producto de los muchos que existen en los mercados financieros.

Tener claro el límite de riesgo que queremos correr al hacer una inversión es lo que a los pequeños ahorradores y grandes corporaciones les hace decidirse por uno u otro producto. En este caso la ventaja que plantea el tipo de inversión wealth management con respecto a la elección de un sólo producto se basa en la diversificación de la cartera con lo que contrarresta los riesgos entre todos ellos.

Saber qué elige cada persona es algo personal y determinado por los riesgos que quiera o pueda asumir con respecto al capital inicial, de ahí que sea interesante contar con profesionales que sepan dónde están invirtiendo el dinero y que le reporten de continuo sobre cuáles son los productos de su cartera.

Latest Comments
  1. Nicolás
    Responder -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *