2013 ha sido uno de los años más calientes desde 1880

2013 es uno de los años más calientes desde 1880. Aunque no supone un récord, como 2010 y 2005, confirma la tendencia al calentamiento que sufre el planeta, según los análisis de las temperaturas globales en la superficie terrestre realizados por científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) de la NASA. La temperatura media en 2013 fue de 14,6 grados centígrados, lo que significa 0,6 grados más que a mediados del siglo XX. En cuanto a la clasificación general, ha sido el séptimo año por calentamiento desde que se tienen registros, junto con 2009 y 2006. El record sigue siendo 2010 y 2005, pero “con excepción de 1998, los diez años más calientes en los últimos 134 años se han registrado todos desde 2000. Desde 1880 la temperatura global media ha subido 0,8 grados centígrados, señala la NASA en un comunicado.

“Las tendencias a largo plazo de las temperaturas en la superficie [del planeta] son inusuales y 2013 se añade a las pruebas del cambio climático en marcha”, señala el climatólogo Gavin Schmidt, del centro Goddard. Los investigadores recalcan que los patrones meteorológicos siempre producen fluctuaciones en la secuencia de temperaturas medias año tras año, pero se distingue la tendencia al calentamiento. “El incremento continuado de los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera están provocando un aumento a largo plazo de las temperaturas globales”, señalan los expertos de la NASA. Esto no significa que necesariamente cada año registre temperaturas más altas que el anterior, “pero con las emisiones de efecto invernadero actuales, los expertos esperan que cada década sea más caliente que la precedente”. La concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera emitidos por la actividad humana, especialmente el dióxido de carbono, es actualmente la más alta en los últimos 800.000 años.

La concentración de CO2 en la atmósfera era de unas 285 partes por millón (ppm) en 1880, el primer año registrado en los datos del GISS, en 1960, se midieron ya unas 315 ppm en el observatorio de Mauna Loa en Hawai, y se han alcanzado las 400 ppm el año pasado.

Los análisis del GISS recogen datos meteorológicos de más de mil estaciones en todo el mundo, además de satélites y medidas del océano. Los expertos calculan la diferencia entre la temperatura superficial en un mes dado y la media de temperatura en el mismo lugar entre 1951 y 1980. Desde hace 38 años no se ha registrado un año de enfriamiento de las temperaturas medias del planeta, advierten los expertos de la NASA.

Enlace a la noticia: http://elpais.com/sociedad/2014/01/21/actualidad/1390326290_602602.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *